Como en cualquier proceso proselitista, los espacios públicos  son también espacios de disputa que los distintos dirigentes políticos intentan ocupar para mostrar presencia  y posicionarse. Si embargo durante las últimas jornadas, una cuadrílla de ferriteros aprovechó su salida para denostar al diputado nacional José Cano.
Así pintadas con la leyenda “Cano Gato” aparecieron en distintos puntos de la ciudad. Irritado por las pintadas, el ex Titular del Plan Belgrano posó junto a una de las mismas, se sacó una foto y la subió a sus redes sociales para hacer un descargo.
“Esta es la esquina de Av. Manuel Belgrano y Pasaje Batalla de Ituzaingó, en el Barrio El Bosque. Anoche un grupo de personas escribió esto. Más allá de las pintadas, quiero que sepan que yo no voy a aflojar”, escribió en su twitter el ex candidato a gobernador por el  extinto Acuerdo para el Bicentenario.
 Luego agregó: “Pero lo más importante es que este barrio cada día sufre problemas de inseguridad y narcotráfico, como toda la provincia. Porque siempre gobernaron los mismos y los tucumanos seguimos teniendo los problemas de 20 años atrás”.
Posteriormente señaló: “Desde hace tiempo que no se debaten ideas, sino que se denosta a los que pensamos diferente. En el 2006 tirotearon mi casa y después enviaron al domicilio de mi viejo un ataúd con mi nombre”.
“Por más que quieran desanimarme, voy a seguir trabajando para cambiar Tucumán y terminar con años de mentiras e impunidad. Hagan lo que hagan, digan lo que digan, yo no voy a aflojar”, concluyó Cano, que hoy aspira a volver a encabezar la fórmula gubernamental de la coalición macrista en la provincia.

Dejanos tu comentario