Ilustración Jose Nasello - Alfil

Por Martín Faciano

Con la caída de la imagen del Presidente Mauricio Macri, y las últimas decisiones económicas adoptadas por el Gobierno Nacional, los mandatarios provinciales perciben por primera vez, desde la llegada del macrismo al poder, la posibilidad de proyectar la construcción de una real alternativa política para disputar la presidencia en 2019.

El aumento en las tarifas de los servicios públicos y en el costo de vida en general, han deteriorado el poder adquisitivo de todos los sectores populares que resultan víctimas del ajuste y la timba financiera. En ese contexto, el pedido de asistencia al FMI ha empoderado a los gobernadores provinciales, quienes mirando de reojo la suba del dólar empiezan a sentir la necesidad de ponerle un freno y revertir el rumbo económico que marcan desde la Casa Rosada.

Pese a sus potenciales y manifiestos condicionamientos judiciales, el titular del PE tucumano ha decidido plantarse  ante el Gobierno Nacional, afirmando que no está dispuesto a ser el Gobernador del ajuste. El mensaje de  Juan Manzur al macrismo, ha interpelado también al resto de los gobernadores, quienes  mayoritariamente consideran el presente como un buen momento para empezar a salir de la comodidad que ofrece la zona de confort que representa la regular llegada de los fondos de la coparticipación y las negociaciones en los escritorios de la Casa Rosada.

Quien ha quedado un poco a contramano de esa postura un tanto mas beligerante, es el cordobés Juan Schiaretti. Pese a que en su alocución durante el Plenario de la Zicosur, haya convocado a terminar con los privilegios de Buenos Aires, días atrás, el gobernador mediterráneo se manifestó en contra de que el Congreso de la Nación fije las tarifas de los servicios por medio del proyecto de ley que salió con media sanción de la Cámara de  Diputados y que debe ser tratado a la brevedad en el Senado.

Debatiéndose entre ser el jefe de la oposición o el abanderado de los dialoguistas y colaboradores del macrismo, Schiaretti como principal vocero de la Liga de Gobernadores, termina diluyéndose en una escala de grises, justo cuando poner blanco sobre se ha convertido en una disposición del PJ Federal.

En una sintonía similar a la de Schiaretti, se escucha a Juan Manuel Urtubey ponerse el traje de presidenciable. Sin llegar todavía a perfilarse como el líder de la Liga, partiendo de su imposibilidad de repetir mandato como Gobernador de Salta por un período más, el salteño se ofrece como candidato de los mandatarios provinciales justicialistas que recientemente empezaron a discutir la propuesta del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, para avanzar en un Gran Acuerdo Nacional, que acompañe al Gobierno Nacional en su pretensión de ajustar para, supuestamente, reducir el déficit fiscal.

El desenlace del tratamiento en el Senado, del proyecto tendiente a retrotraer los precios de las tarifas, será clave para el futuro inmediato del Interbloque Argentina Federal. Si los Senadores Nacionales del PJ deciden no aprobar la Ley proveniente de la Cámara Baja, los gobernadores provinciales habrán demostrado una escasa voluntad de poder real, yendo en contra de la defensa de los intereses de los sectores más vulnerables, y de las conclusiones y lineamientos establecidos en el marco de la última cumbre del PJ Federal, celebrada semanas atrás en Córdoba, la provincia que en el ballotage de 2015 inclinó la balanza definitivamente en favor del macrismo.

http://agendadeljardin.com.ar/index.php/2018/04/27/con-representantes-tucumanos-se-reunio-en-cordoba-el-peronismo-no-kirchnerista-hay-pj-federal/

http://agendadeljardin.com.ar/index.php/2018/04/24/barrionuevo-nego-la-proyeccion-nacional-de-los-gobernadores-con-posibilidad-de-reeleccion/

 

Dejanos tu comentario