¿Quién financia las obras públicas en Tucumán? Una vez más, referentes del oficialismo y de la oposición cruzan acusaciones respecto del origen de los recursos. Esta vez, la mecha que encendió la disputa fue un anuncio del gobernador, Juan Manzur.

El mandatario confirmó que en diciembre comenzarán obras habitacionales con recursos del Estado tucumano. “Vamos a construir 400 viviendas con fondos provinciales. El sueño de la casa propia se cumplirá para 400 familias tucumanas. Decidimos asumir el compromiso que Nación anunció hace dos años. El inicio de las obras beneficiará a unos 1.500 trabajadores de la construcción”, escribió el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

Se trata de un proyecto iniciado en 2015, pero que nunca llegó a concretarse. Ese año, cuatro empresas habían resultado adjudicatarias para la construcción de 100 casas cada una: Gama (en un predio de Pacará, en San Andrés), Ingema (en la capital, junto al barrio Congreso), Queñoa y Mateo (ambos desarrollos en Villa Carmela).

Sin embargo, el diputado José Cano (Cambiemos) salió al cruce de los dichos del gobernador, y le recordó que el convenio fue promovido por la Nación. “El Gobierno de Tucumán dice que las viviendas se harán con fondos provinciales pero miente: se harán con recursos del Fondo Nacional de la Vivienda. Los tucumanos estamos cansados del relato con el que se gobierna la provincia hace años, queremos la verdad”, reclamó el ex candidato a gobernador.

Otro que se mostró indignado en las redes sociales fue el legislador macrista Alberto Colombres Garmendia. “Basta de mentir. Lo hicieron con los subsidios al transporte y ahora con el tema de las viviendas. Los recursos para su construcción saldrán del Fonavi, no son fondos provinciales. Este es un Gobierno mentiroso crónico, es lamentable que engañen así a los tucumanos”, reprochó el referente del PRO.

Más allá de la polémica verbal, el proyecto original data del año 2016. Se trata de un convenio entre el Gobierno de la Nación y el de la Provincia para la construcción de 10 módulos de 100 casas cada uno, enmarcados dentro del Programa Federal de Construcción de Viviendas “Techo Digno”. Mediante ese plan se pretendía edificar las primeras 1.000 casas gestionadas bajo el mandato del gobernador Manzur. En el acuerdo, que debía demandar una inversión de $ 906 millones, según se proyectó en aquel momento, se señalaba que las empresas que se presentaran en la licitación debían ofrecer el terreno opcional para edificar las viviendas. Por una serie de desacuerdos entre la Casa Rosada y Tucumán, las obras no se iniciaron en 2017, como estaba previsto.

 

Fuente: La Gaceta

Dejanos tu comentario