Por Martín Faciano

Lo que el diputado nacional José Cano pretende disfrazar de un  heroico “baño de humildad”  es, nada más y nada menos, que la coronación final de una contundente derrota sufrida por el odontólogo, en el marco de su puja interna en la coailición provincial macrista. De esta manera, la etapa del ex titular del Plan Belgrano, como principal referente de la oposición provincial, parece haber concluído.

La consagración de la senadora nacional Silvia Elías de Pérez como candidata a gobernadora, llega a materializarse tanto por el liderazgo que la parlamentaria ha mostrado en la cámara alta, como por el accionar de todos aquellos dirigentes que consideraron conveniente jubilar de prepo a un Cano que nunca se mostró predispuesto a  acogerse a los beneficios del retiro voluntario. Principalmente con el accionar de los intendentes Mariano Campero y Roberto Sánchez, quienes incluso se trasladaron hasta Buenos Aires para solicitar el  desplazamiento del ex precandidato y el encabezamiento de Elías de Pérez.

Si bien en declaraciones periodísticas durante la semana pasada,  el ex candidato a gobernador por el extinto Acuerdo para el Bicentenario había señalado que en la Casa Rosada no utilizarían el porteño dedo elector para definir candidaturas en Tucumán, el resto de la dirigencia amarilla se encargó de susurrar por lo bajo, que el único dedo que pudo verse en CABA, fue el pulgar abajo que le mostraron al diputado nacional.

En ese sentido, en off, dirigentes del silvismo explicaron que el discurso de Cano, centrado en negar la injerencia del Gobierno Nacional en la definición de la fórmula y en ponerse por arriba de la interna, en realidad se trataba de un speech dilatorio, utilizado por el dirigente radical para  ganar algo de tiempo en su necesidad de transitar en paz su duelo político post derrota interna en Cambiemos.

Con la definición de la cantidatura de Elías de Pérez y con Cano en el freezer, resta que se confirme quien acompañará a la senadora nacional en la fórmula gubernamental. En algunos rincones de Cambiemos dan por descontado que será el diputado nacional Facundo Garretón. Más precisamente en los sectores del PRO, donde entienden que si Elías de Pérez gana la provincia, el partido macrista se quedará con la vicegobernación y con la banca de senadores, con Pablo Walter sentado hasta la culminación del mandato en el año 2021.

 

 

 

 

Dejanos tu comentario