Apenas  una semana después de haber anunciado su candidatura a  Gobernador en los próximos comicios provinciales, el legislador por la UCR Ariel García,  “puso primera” y comenzó con la actividad proselitista, realizando reuniones y encuentros con militantes del radicalismo y vecinos en diferentes puntos de la Provincia.

Aunque en el mundo político era un secreto a voces que García iría por la máxima candidatura local, su lanzamiento profundizó la incertidumbre que viene experimentando la dirigencia provincial de  Cambiemos, llegando incluso a tomar  por sorpresa a varios de  los integrantes de la alianza amarilla comarcana, quienes  todavía permanecen  en “punto muerto” sin  poder lograr avanzar en las discusiones para dirimir o consensuar sus candidaturas.

Si bien, todavía el Vicepresidente 2do de la Cámara legislativa no dió mayores precisiones sobre la manera en que organizará su armado en las intendencias y comunas,  que conforman las distintas secciones electorales, se especula con que en San Miguel de Tucumán podría compartir boleta con su correligionario compañero de banca   Fernando Valdez, quien en el último trimestre del 2018 anunció que en las elecciones venideras intentará desbancar al actual intendente capitalino Germán Alfaro.

Otro agravante para el radicalismo provincial,  que viene de transitar un bochorno institucional luego de haber suspendido en dos oportunidades sus comicios internos, deriva de las tensiones que resultan de los posicionamientos que los referentes locales del centenario partido toman en función de  las disputas internas que atraviesa la UCR en todo el país.

Es que mientras   el último candidato a gobernador del Acuerdo para el Bicentenario, el Diputado Nacional José Cano,  como la Senadora Nacional Silvia Elías de Pérez y el paracaidista ex Ministro de Hacienda de la Nación, Alfonso Prat Gay, se reconocen en la línea más conservadora del macrismo,  entendiendo que la UCR es la columna vertebral de Cambiemos, el sector que conduce a nivel local  Ariel García  se identifica en la corriente nacional más progresista del radicalismo, en la cual surgen constantes discursos críticos contra las políticas implementadas desde Casa Rosada.

Ante este panorama no resultaría ninguna sorpresa que la principal fuerza opositora en la provincia  también llegue dividida (al igual que el oficialismo local) a las elección provincial, la cual se especula que podría adelantarse para llevarse cabo hasta dos meses antes de las PASO nacionales de agosto, es decir en los meses de mayo o junio.

Desde el movimiento Boina Blanca se muestran optimistas y confían en que  los candidatos del espacio conseguirán importantes triunfos en la contienda que se avecina. Por lo pronto, resta esperar que se confirme la fecha de la elección provincial para que el sector provincial del radicalismo que aboga por la Democracia Social pisen el acelerador a fondo.

➡️Seguimos caminando cada rincón de nuestra provincia, renovando la esperanza de construir juntos una nueva alternativa…

Publicado por Ariel Garcia UCR -Pagina Oficial en Martes, 8 de enero de 2019

Compartimos un importante encuentro con dirigentes en el @MarinosdeLules que me acompañarán para llevar a nuestro espacio a luchar por la Gobernación.#Elecciones2019 ✔#ArielEstaConVos ✔#TucumánEstaPrimero ✔

Publicado por Ariel Garcia UCR -Pagina Oficial en Jueves, 3 de enero de 2019

 

Dejanos tu comentario