Desde el Instituto Patria miran de reojo el apoyo de Alperovich a CFK

Mientras la totalidad de la dirigencia política de la provincia espera la reincorporación del Gobernador Juan Manzur a su actividad oficial, con esperanzas de que en la semana próxima se determine la fecha en la que se realizarán los comicios provinciales, desde el espacio que lidera el Senador Nacional José Alperovich apuestan a pegar la imagen del exgobernador a la figura de Cristina Fernández de Kirchner, para tratar de capitalizar así la alta intención de voto que tendría en la provincia, la ex Jefa de Estado.

Si bien la semana pasada los referentes provinciales de Unidad Ciudadana, Hugo Cabral y José Vitar, salieron públicamente a negar que Alperovich sea el candidato elegido por CFK para pelear por la gobernación tucumana, el concejal de Alderetes Walter “Loco” Chávez (de extracción camporista), realizó ayer algunas pintadas en el municipio donde se desempeña como edil, para marcar presencia territorial en la intendencia que administra el alcalde Sergio Venegas y reforzar en la Sección Electoral Este, la idea de que en Tucumán el exgobernador es el favorito de la figura de la Senadora Nacional por Buenos Aires.

Las declaraciones de los  dirigentes de Unidad Ciudadana contribuyeron a relativizar el apoyo de CFK a la candidatura de Alperovich, no tanto por el peso específico de los dirigentes kirchneristas locales que compitieron en las PASO de 2017  por dentro del Frente Justicialista por Tucumán, como por las intervenciones en paralelo de los operadores oficiales del Instituto Patria realizaron durante las últimas semanas.  Es que según lo consignado por la periodista Gabriela Pepe, en una columna de su autoría, publicada recientemente en el portal “Letra P”, los satélites de la viuda de CFK llegaron a  solicitarle personalmente  al parlamentario nacional tucumano que mantenga a la ex presidenta al margen de su disputa con Manzur, para evitar que  Cristina quede asociada a una eventual derrota de Alperovich en Tucumán.

También, en el plano de las especulaciones, algunos dirigentes indican que los últimos gestos del  Gobernador Manzur sirvieron para que en Tucumán,  al menos hasta ahora, Cristina no actúe de la misma manera que lo hizo en La Rioja,  donde según La Política Online, Fernández de Kirchner brindó su apoyo al ex mandatario Beder Herrera en su pelea con el actual gobernanador riojano Sergio Casas.

Otro de los guiños, valorado positivamente desde la conducción kirchnerista, fue el llamado a la unidad del peronismo sin ningún tipo de exclusiones, que Manzur hizo desde las reuniones de Alternativa Federal. Además, la apertura brindada desde el gobierno provincial hacia un considerable grupo de dirigentes kirchneristas locales y ex camporistas, que no se encolumnaron con Alperovich y que mantienen fluídos contactos con la cúpula (como la ex Diputada Nacional Mabel Carrizo y el ex Legislador Jesús Salím y el ex titular de Anses, Raúl Ferrazano) habría servido para que, por ahora Cristina se mantenga neutral  en la disputa tucumana, manteniendo  los teléfonos abiertos.

 

 

 

 

Dejanos tu comentario